Facilitamos Transformaciones Personales y Organizacionales

Citas

Bloqueos para ser creativos

Reconoce (en el mapa) si necesitas librarte de algunos bloqueos para desplegar todo tu poder creativo… y contá con nosotros.

Fuente: Los once bloqueos del Manager -Mike Woodcock- Ed.Granica – ( clickea sobre la imagen)

Confucio – Quién no cambia

Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas.

Autor
Confucio – 551 AC-478 AC. Filósofo chino

AMOR – Alejandro Dolina

Sólo existe el amor. Las otras cosas nobles apenas sirven para dignificarlo….Algunos hombres jamás lo encuentran. Para otros es apenas una estrella fugaz que ilumina un año, un mes, una semana o un día en sus vidas. Pero ese destello efímero da significado a la existencia toda. Bienaventurado el que puede sentir en su carne y en su espíritu el fuego de esa chispa.

Tamaño

«Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en que trata a los pequeños.»

Autor
Carlyle

Hablar

El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir.

Autor
Mark Twain – 1835-1910 -escritor y periodista estadounidense.

Creatividad

Las ignorancias parciales son el secreto de la creación, lo que más nos atrae. Por eso debemos cuidar nuestras ignorancias, mantenerlas vivas, latentes, convertir los conocimientos en fuentes de ignorancia.

Dalmiro Saenz

LIDERAZGO

Dejamos de reaccionar?

En nuestro interior cada uno de nosotros podemos decidir de qué modo nos podría afectar cualquier cosa. Entre lo que nos sucede, estímulo y reacción, está nuestra libertad o poder para cambiar una reacción por una respuesta saludable.

(adaptado de S. Covey – Los siete Habitos de la gente altamente efectiva)

Autor
S. Covey

Proactividad

EL PODER DE ELEGIR

No significa sólo tomar la iniciativa. Significa que, como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas. Nuestra conducta producto de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan.

Examinemos la palabra “Responsabilidad”, en la cual encontramos alusiones a las palabras “responder” y “habilidad”: habilidad para elegir la respuesta.

Las personas muy proactivas reconocen esa responsabilidad. No dicen que su conducta es la consecuencia de las condiciones o circunstancias.

Su conducta es un producto de su propia elección consciente, se basa en valores, y no es producto de las condiciones ni está fundada en el sentimiento.

Dado que por naturaleza somos proactivos, si nuestras vidas sufren condicionamientos ello se debe a que, por decisión consciente o por omisión, “elegimos otorgar a esas cosas el poder de controlarnos”.

Si nuestra elección es esa, nos volvemos reactivos.

Las personas reactivas se ven a menudo afectadas por su ambiente físico. Si el tiempo es bueno, se sienten bien. Si no lo es, afecta a sus actitudes y su comportamiento. Las personas proactivas llevan consigo su propio clima. El hecho de que llueva o brille el sol no supone ninguna diferencia para ellas. Su fuerza impulsiva reside en los valores, y si su valor es hacer un trabajo de buena calidad, no depende de que haga buen tiempo o no.

Las personas reactivas se ven también afectadas por el ambiente social, por el “clima social”. Cuando se las trata bien, se sienten bien, cuando no las tratan bien, se vuelven defensivas o autoprotectoras. Las personas reactivas construyen sus vidas emocionales en torno a la conducta de los otros, permitiendo que los defectos de las otras personas las controlen.

La capacidad para subordinar los impulsos a los valores es la esencia de las persona proactiva. Las personas reactivas se ven impulsadas por sentimientos, por las circunstancias, por las condiciones, por el ambiente. Las personas proactivas se mueven por valores, valores cuidadosamente meditados, seleccionados e internalizados.

También las personas proactivas se ven influidas por los estímulos externos, sean físicos, sociales o psicológicos. Pero su respuesta a los estímulos, consciente o inconsciente, se basa en valores.

Eleonor Roosvelt: “ Nadie puede herirte sin tu consentimiento”

Gandhi: “Ellos no pueden quitarnos nuestro autorrespeto si nosotros no se lo damos”

Lo que nos daña, mucho más que lo que nos sucede es nuestro permiso, nuestro consentimiento, el poder que le otorgamos a lo que nos sucede.

Esto no es fácil de aceptar emocionalmente, en especial si durante años y años hemos explicado nuestra desdicha apelando a las circunstancias o a la conducta de algún otro. Pero hasta que una persona no pueda decir, profunda y honestamente, “ Soy lo que soy como consecuencia de mis elecciones de ayer” tampoco podrá decir “Elijo otra cosa”

Autor
Stephen Covey

El Hombre Sabio

Carlos Castaneda dice que el hombre Sabio es aquel que:

Vive actuando, no pensando en actuar, ni pensando en lo que pensará cuando haya terminado de actuar… El sabe que su vida habrá terminado demasiado pronto, él sabe, porque él ve, que nada es más importante que ninguna otra cosa. Así pues el hombre sabio suda y resopla y si uno lo observa es igual a cualquier otro hombre, excepto que él controla la locura de su vida.

Ya que nada es más importante que ninguna otra cosa, el hombre sabio, el hombre de conocimiento, escoge cualquier acto, y actúa como si le importara. El control que tiene sobre su locura le impulsa a decir que su actuación importa y hace que actúe como si importara, y sin embargo sabe que no es así, de modo que cuando cumple con sus actos, se retira en paz, y el hecho de que sus actos hayan sido buenos o malos, hayan resultado o no, no es cosa que le preocupe.

Autor
Carlos Castaneda